El 25 de noviembre, a las 13 horas de Chile, nuestra directora Macarena Guajardo presentó junto a la Esomar Foundation los resultados del estudio que, a inicios del 2020, condujo la Fundación Basura junto a Esomar Foundation, Growth From Knowledge y Paragon. La Esomar Foundation, de Holanda, es una organización que vela por el apoyo en investigación a distintas fundaciones sin fines de lucro y organizaciones no gubernamentales alrededor del mundo.

Antes de iniciar el Webinar, Dilek Ozler planteó que para Esomar Foundation era un honor conocer distintos proyectos que a nivel mundial hacen más sustentable al mundo.  Por otra parte, previo a la presentación del estudio conjunto, Macarena Guajardo reseñó la historia de la organización y explicó que somos un gran equipo dedicado a probar que la basura no existe. De esta manera, recordó que la basura es una invención 100% humana y que es nuestra responsabilidad que detengamos su generación. Para cumplir esta misión, es preciso seguir abrazando la filosofía de la Basura Cero.

Nuestra directora explicó que dejar la basura no solo es algo estético o de cuidado del entorno, sino que necesitamos cuidar la naturaleza porque es imprescindible dejar menos impactos negativos en el planeta.  Guajardo también explicó que dejar de producir tanta basura significaría un ahorro significativo de recursos. Recordó que un número significativo de las municipalidades en Chile dedica un 15% de sus recursos anuales en transportar basura. Por cierto, también recordó que se ahorraría tiempo si empezamos a eliminar esta práctica.

La investigación

Macarena Guajardo planteó que la idea central del estudio es que “estamos desperdiciando nuestro mundo y pareciera que a nadie le importara”. El objetivo del estudio fue demostrar que necesitamos tomar acciones urgentes para frenar la crisis climática. Todo esto porque, en general, se muestra una gran preocupación por la crisis, sin embargo, nadie toma decisiones definitivas cuando corresponde.  El mundo sigue en la lógica de crecer y crecer cuando estamos ante un planeta finito.

En cuanto a la metodología, Guajardo explicó que 604 personas fueron parte de la investigación que se realizó de manera online, entre el 13 de enero y el 4 de febrero de 2020.

Dentro de los datos duros más relevantes del estudio, Macarena Guajardo destacó que un 55% de las personas dice que recicla, pero aún compra habitualmente nuevos plásticos. De manera que en Chile se recicla, pero no es suficiente y no han cambiado los hábitos de consumo. Por otro lado, se pudo concluir que el reciclaje ya es parte de la cultura chilena, sin embargo, todavía falta mucho terreno por avanzar en términos de compostaje.

Una opción compartida

Por cierto, en ese ámbito falta información porque la mayoría de quienes no hacen compost plantean que es porque les falta espacio. Sin embargo, hay formas de reciclar compost, aunque sea con un terreno mínimo. Por lo tanto, ese es un punto relevante del estudio: las personas de Chile quieren reciclar, pero no saben que pueden hacerlo más fácilmente de lo que imaginan. Asimismo, Guajardo señaló que reciclar no es suficiente y que si bien colabora solo es un primer paso entre las acciones que tenemos que hacer para revertir la tendencia de la crisis climática. Lo más importante sigue siendo prevenir la generación de productos.

Conclusiones del informe:

  • El reciclaje de residuos inorgánicos se presenta como un punto de partida para un cambio de comportamiento que avanza hacia un enfoque que favorezca la reducción de residuos antes del reciclaje.
  • El compostaje comunitario en los barrios es una gran oportunidad para la acción.
  • Los municipios son un socio clave a la hora de educar a la población y promover nuevas prácticas.

Reflexiones finales

Después de la presentación de nuestra directora, hubo una ronda de preguntas y un diálogo con las ejecutivas de Esomar. Guajardo reconoció que lo más importante del estudio es que, de ahora en adelante, cuando dialoguen con las personas que están en la toma de decisiones que impactan en la crisis climática le pondrán mostrar que el interés por el tema no es solo de la Fundación Basura sino de la gente en general. Desde Esomar compartieron la apreciación, pues según ellos las personas en líneas generales les tienen un gran respeto a los números y estos últimos tienen un gran poder de persuasión. Por último, Guajardo advirtió que la pasión no es suficiente para enfrentar el problema de la basura. No solo basta con conquistar los corazones, sino que también las mentes.

Ver fuente